Invitan:
Produce:
Antes de la carrera Hidratación: durante la carrera vas a encontrarte con puestos de hidratación. Es recomendable que practiques beber y correr al mismo tiempo. No es ninguna ciencia pero la falta de práctica puede hacer que te ahogues en mitad de la carrera y pierdas valiosos segundos. Si no te importan los tiempos olvídate del reloj: dicen que lo mejor que se puede hacer en un debut en una distancia es no mirar el reloj. Sólo recuerda no salir demasiado rápido y mantén tu propio paso sin dejarte llevar por los demás. Sí te importan los tiempos planifica tu ritmo: en internet podrás encontrar unas calculadoras muy útiles que te permiten predecir tu tiempo en una carrera, basándose en el tiempo que hayas hecho en una distancia menor (ej: 5 km). Ejemplo: si para 5 km tardas 30 minutos, para 10 km tardarías supuestamente 62 minutos con 30 segundos. Esta información puede ser útil para tener una idea de a qué velocidad deberías correr cada kilómetro. Visita el circuito: hay quienes gustan de sorprenderse con el circuito el día de la carrera y hay quienes prefieren evitar las sorpresas. Si eres de estos últimos/as puedes hacer una visita al circuito para saber, por ejemplo, donde hay bajadas o subidas. Invita a amigos y familiares para que te alienten durante el recorrido: en los momentos difíciles el aliento de tus afectos te hará sacar fuerzas de donde ni te imaginas. Descansa: durante unos días no hagas entrenamientos fuertes. Sí conviene hacer al día siguiente de la carrera un trote regenerativo. Esto es un trote suave de pocos kilómetros que te permitirá recuperarte más rápidamente. El día de la carrera Levántate con tiempo: no hay nada peor que "andar apurado" antes de que empiece la carrera. Ten en cuenta que deberás estar en el lugar del evento por lo menos una hora antes de la hora de largada (salida). Parece mucho tiempo pero ten en cuenta que tendrás que hacer varias filas (guardarropas, retiro de chip y baños químicos) y además tienes que entrar en calor. Hidrátate: empezar a tomar líquido horas antes de la carrera aunque no tengas sed. El cuerpo necesita tiempo para asimilar lo que ingiere. No estrenes nada: esta es una regla de oro. Unos calcetines nuevos pueden arruinar tu debut causándote horribles ampollas. El día de la carrera toda tu indumentaria tiene que haber sido probada con anterioridad. Ni hablar de las zapatillas. Cuídate del sol: si en el día de la carrera hay mucho sol lo ideal seria un gorro e hidrátate lo suficiente. Los colores claros absorben menos el calor. Entra en calor: uno de los errores más comunes que cometen los participantes es el de no calentar antes de la carrera. Piensan que de esta manera ahorran energías. ¡Error! Un trotecito suave de 8 a 10 minutos hará que puedas disfrutar tu carrera desde el principio y no tengas que sufrir durante los primeros kilómetros por tener el cuerpo frío. Elongación: hay quienes dicen que no hace falta estirar antes de correr. Estirar un poco nunca está de más. Durante la carrera ¿Dónde me coloco?: si ésta es tu primera carrera lo mejor es colocarte al final del pelotón para evitar estorbar a los corredores más rápidos. Cuando veas los resultados vas a tener una mejor idea de donde colocarte la próxima vez. Por ejemplo, si estás en la mitad en la tabla de resultados deberías colocarte en la mitad del grupo de corredores. Mira la parte llena del vaso: son mejores los pensamientos del tipo: "Ya hice 6 km", que: "Me faltan 4 km". Si te sientes muy cansado camina: nadie te prohíbe caminar. De hecho mucha gente lo hace. De nada sirve llegar trotando y desmayarte al cruzar la meta. Hidrátate: no esperes a tener sed para tomar líquido. Bebe sorbos pequeños en forma regular durante todo el recorrido. Disfruta: estás haciendo algo muy especial. Cada segundo de la carrera merece ser vivido con alegría. Visualiza la llegada: si estás muy cansado piensa en el momento en el que cruces la meta. Eso te dará fuerzas para seguir. Hidrátate: toma suficiente líquido y recupérate.
TIPS PARA LOS CORREDORES
Auspician:
Media Partners:
Teams participantes: